Año de la Consagracion

7 días a ayuno y oración


MOTIVO: Santificar nuestras vidas.

FECHA: Lunes 11 al Domingo 18 de Enero

ORACIÓN POR ZOOM: 8:00PM – MEETING ID: 897 0425 5751

TEXTO CLAVE: Mateo 5:1-12


Durante esta semana estaremos orando y ayunando enfocados en esta enseñanza que nos dejó Jesucristo. Aquí nos revela las características que tienen que anhelar los creyentes para vivir en la fe del Hijo de Dios. Cada día examina tu vida, y pregúntate que tienes que consagrar a Dios para que estas características se formen en ti así tu vida puede reflejar a Jesús.



LUNES 11

Característica #1: Los pobres en espíritu

Mateo 5:3 Bienaventurados los pobres en espíritu porque de ellos es el reino de los cielos.

Estas personas reconocen que nadie es espiritualmente autosuficiente, todos necesitan la vida, el poder y la gracia sustentadora del Espíritu Santo a fin de heredar el reino de Dios. Mateo 9:36

Son humildes y pequeños según su propio criterio.

Ven su necesidad y se duelen por su culpa tienen sed de redención.

Siempre están buscando cómo ayudar a los demás porque el reino de la gracia es de estas personas, y por estas características el reino de los cielos es para ellos.

MARTES 12

Característica #2: Los que lloran

Mateo 5:4 Bienaventurados los que lloran, porque ellos recibirán consolación.

Estas personas lloran y se lamentan por la condición de los demás. Miden siempre la vida que llevan con la justicia de Dios no con la humana.

Tienen una tristeza santa que obra con un verdadero arrepentimiento, mente humilde y un continuo deseo de ser aceptado por la misericordia de Dios. Lucas 19:41

Esas lagrimas son de clamor para que haya salvación. Estas personas serán consoladas por el mismo Dios.

Característica #3: Los mansos

Mateo 5:5 Bienaventurado los mansos, porque ellos recibirán la tierra por heredad.

Los mansos son los que se someten calladamente a Dios, los que pueden tolerar insultos.

Son callados o contestan con una respuesta blanda y sin ira. Son aquellos que con su paciencia conservan el dominio de sí mismos cuando escasamente tienen posesión de alguna otra cosa. Estos mansos son bienaventurados porque esa cualidad les da riqueza, consuelo y seguridad en sus almas aun en este mundo.

Son personas de corazón humilde, son los que se postran delante de Dios y se someten a El. Encuentran en El su refugio y consagran a El todo su ser, estas personas se interesan más en la obra de Dios y en el pueblo de Dios que en lo que pueda sucederles personalmente. Es por este motivo que los mansos heredarán esta tierra y vivirán en paz y prosperidad. Salmos 37:11



MIERCOLES 13

Característica #4: Los que tienen hambre y sed de justicia

Mateo 5:6 Bienaventurado los que tienen hambre y sed de justicia, porque ellos serán saciados.

La justicia se refiere a todas las bendiciones espirituales, estas son compradas por la justicia de Cristo y confirmadas por la fidelidad de Dios. Nuestro deseo de estas bendiciones espirituales debe ser fervientes.

La condición espiritual del creyente dependerá de su hambre de la presencia de Dios en su vida.

El hambre del creyente por las cosas de Dios desaparece cuando hay afán de este siglo, engaño por las riquezas, avaricia de las cosas materiales y el dinero, deseo desmedido de tener los placeres de la vida y cuando deja de permanecer en Cristo. Juan 16:8-13

Cuando se termina el hambre y la sed por Dios y su justicia, muere espiritualmente.

Por eso es indispensable ser sensible a la voz del Espíritu Santo, examinándonos todo el tiempo si esta hambre y sed son fervientes. La promesa es que seremos saciados.


JUEVES 14

Característica #5: Los misericordiosos

Mateo 5:7 Bienaventurado los misericordiosos.

Estas personas no solo soportan sus propias aflicciones con paciencia, sino que hacen todo lo que pueden por ayudar a los que estén pasando miserias. Hebreos 2:17

Los misericordiosos siempre tratarán de llevar a los perdidos a la gracia, a los que están confundidos los guiarán al favor de Dios. Tienen compasión por el prójimo por eso no los juzgan y su deseo es sacarlos de la vida de pecado como tizones fuera del fuego. De esta manera, al mostrar misericordia a los demás, alcanzarán misericordia también ellos.


Característica #6: Los limpio de corazón

Mateo 5:8 Bienaventurados los de limpio corazón, porque ellos verán a Dios.

Estas personas son las que cumplen con la santidad (corazón limpio) y la bendición (ver a Dios). Los corazones deben ser purificados por la fe y mantenidos para Dios.

Sólo el limpio es capaz de ver a Dios porque el cielo NO se promete impuro. Así como Dios no tolera ver la iniquidad, tampoco los impuros soportarían ver la pureza de Dios. Salmos 24:3-5

Los de limpio corazón son los que han sido liberados del poder del pecado por la gracia de Dios y ahora se esfuerzan por agradar y glorificarle a El. Procuran tener un mismo sentir, amor por la justicia y odio por la maldad.

Su corazón, que incluye la mente, la voluntad y las emociones están en armonía con el corazón de Dios y por estos motivos ellos verán a Dios.


VIERNES 15

Característica #7: Los pacificadores

Mateo 5:9 Bienaventurados los pacificadores, porque ellos serán llamados hijos de Dios.

Estas personas aman, desean y se deleitan en la paz. Ellos han sido reconciliados con Dios, mediante el sacrificio de la Cruz y han hecho la paz con Su Padre. Romanos 5:1

Mantienen la paz para que no sea rota y la recuperan cuando es quebrantada.

Piensa en esto: Si los pacificadores son bienaventurados, ¡Ay de los que quebrantan la paz!

Los pacificadores obtendrán la gran recompensa de ser llamados hijos de Dios.

SABADO 16

Característica #8: los que padecen persecución

Mateo 5:10 Bienaventurado los que padecen persecución por causa de la justicia, porque de ellos es el reino de los cielos.

Como a estas personas les gusta vivir en armonía con la Palabra de Dios, por causa de la justicia les espera persecución. La persecución viene porque estas personas harán lo contrario que los demás que no aman a Dios hacen. Es ahí cuando son expuestos a las burlas, peleas y muchas otras persecuciones que pasarán por estar en armonía con la justicia de Dios.

Estas personas se esmeran continuamente por: sostener los principios de verdad, pureza y justicia, se niegan a acomodarse a la maldad de estos días y al estilo de vida que los creyentes tibios tienen y por estos motivos el Reino de Dios de los cielos es de ellos. Apocalipsis 3:1-4

DOMINGO 17

TODAS LAS CARACTERÍSTICAS

Que hoy puedas examinar tu vida en todas las características que Jesús nos enseñó que debemos tener, y permite que este 2021 tu vida refleje cada una de ellas.



108 vistas0 comentarios